Archivo | junio, 2011

Mr. & Mr. / Mrs. & Mrs.

30 jun

Llevaba días pensando en escribir un post sobre el orgullo gay, la protesta que conlleva, el reclamo de la diversidad que yo siempre apoyo, y todas esas cosas tan presentes en esta semana llena de polémica (que si Chueca que sino, que si ruido que si homofobia…). Pero esta semana al levantarme he entrado en el blog de Srta. Limón y mi idea de post ha cambiado por completo ;)

Reivindicaciones hay muchas, pero lo que importa, al final de todas ellas, es la felicidad de las personas. Y todas las personas que se quieren, deberían tener derecho a celebrar su amor, conmemorarlo y vivirlo como les venga en gana. Si quieren en forma de boda, adelante. Si la quieren sencilla, pues vale (es lo más típico). Pero si quieren bodorrio, ¿por qué no? Así que el post reivindicatorio se ha convertido en unas cuantas imágenes que hablan por si solas. Porque: ¿quién tiene derecho a impedir que vivan eso?

Así que, esta ha sido mi peculiar manera de ondear, aunque algunos días tarde, la bandera arcoiris en favor de la igualdad de derechos ;)

¿La nueva Audrey?

28 jun

Hoy la revista que me ha acompañado en mis horas de sol y playa ha sido la Glamour, y cuál ha sido mi sorpresa al encontrarme un especial “estilo Cannes” con portada de Lily Collins -¿qué ha hecho esta chica? Ah sí, ser hija de los famosos Phil Collins y Jil Tavelman y a partir de ahí coneguir algún papel como actriz- emulando a mi adorada Audrey. No puedo negar que las fotos desprenden encanto veraniego y felicidad (por cierto, investigando, me he enterado de que pertenecen al editorial de la revista Tatler en su número del mes pasado) pero de ahí a que osen a calificarla como “la nueva Audrey” hay un trecho muuuy grande.

¿Cuántas “nuevas Audrey” hemos visto? A Penélope, Natalie Portman o Keira Knigthley, entre otras, las han calificado en algún momento como tal simplemente por llevar peinados o looks que les daban un aire a la gran diva de Breakfast at Tiffany’s. Pero señores, dejen de buscar ya “nuevas” Audrey porque Audrey sólo hubo una y es única e inconfundible y los que la adoramos lo hacemos precisamente por ello. Ella creó un mito y un estilo muy peculiar que es normal que se imite y se renueve (yo soy la primera que lo intenta) pero no intenten suplantarla. Nunca. Admírenla y ténganla en el pedestal que se merece. Y Lily Collins, pues es mona, sí, el look Vacaciones en Roma con bicicleta y sonrisa incluídas le queda muy bien y no dudo que triunfará en su próximo papel de Blancanieves para Disney (de hecho, se le parece bastante a la princesita animada), pero hay que mantener a cada cual en su nivel.

PD. Para nueva Audrey, yo. Que vengan a hacerme una producción de ese tipo, con esa ropa y esos medios y verán. Que tengo el papel muy estudiado…

A %d blogueros les gusta esto: