Archivo | noviembre, 2011

La fiebre de Roxy

30 nov

Tener una prima loca en plena adolescencia mola, he de reconocerlo. Aunque me robe ropa y accesorios casi sin mi permiso, aunque me copie todo prácticamente desde que nació y aunque cada vez que me meta con ella me salga con el “no sé a quién me pareceré, ejem”… la verdad es que me lo paso genial con sus locuras contínuas, y eso que no la veo tanto como me gustaría.

El tema está en que la enana ya no lo es tanto (primero, porque ya mide más que yo la muy mala persona) y empieza a tener gustos propios que molan bastante, además que ya no sólo me copia sino que me supera: es más pija, más guapa, y más tonta que yo ;). Y eso es mucho decir. Ahora por navidades me ha cogido la idea de crear una wishlist casi eterna con las fotos exactas de lo que quiere para que nos quede bien clarito a todos, y en ella me he encontrado con su fiebre absoluta por la marca Roxy (sí, es de esas, y de Rams23 y demás paridas similares también). Se pide todo este conjunto:

Y la verdad es que está guay, qué narices. Pero yo prefiero tener un conjunto de esquí, que siempre me ha hecho más ilusión. Todo lleno de colorines :)

Pues eso, que hoy el post va dedicado a ella, que sé que de vez en cuando me lee.

¿Os gusta Roxy?

La Cenerentola

29 nov

Este finde pude asistir a mi primera ópera de la temporada en El Palau de les Arts de Valencia: La Cenerentola, de Gioachino Rossini. Y la verdad es que salí muy contenta, pues se trata de una de mis historias favoritas desde siempre (La Cenicienta, aunque con una versión considerablemente distinta a la que la mayoría tendréis en la cabeza con Disney y cierto zapatito de cristal) contada a través de una música memorable con múltiples voces -el famosísimo sexteto aún suena en mi cabeza hoy- que no lo hicieron nada mal.

Es cierto que esta versión no es la mejor. Yo no es que sea ninguna experta pero donde esté Juan Diego Flórez como príncipe que se quiten todos los demás. La versión que tenemos en dvd y que había visto recientemente me gusta más: por el montaje -aunque este tuviese alarde en directo de cómo se cambia el escenario-, por los cantantes -sí, por Flórez sobre todo- y por los adorables ratoncitos que acompañaban toda la obra con sus movimientos -le tengo tanto cariño a GusGus que no podía dejar de mirarlos-. Pero esa fue grabada en el Liceu de Barcelona y aunque los morrudos de mis padres sí que fueron, esa vez yo me quedé en casa… así que mejor me conformo con haber podido ver ésta en Valencia y con ponerme la otra cuando me plazca, que además es gratis.

Los que entiendan de ópera, que visiten el Blog de Atticus que él sabe muchísimo más. Y los que no entiendan ni les guste, siempre pueden ver mi escena favorita de la película de Disney ;)

¿Os gusta la ópera?

PD: Feliz aniversario de bodas a los patrocinadores de este post, que ya llevan 26 años -e incluso más- aguantándose el uno al otro.

%d personas les gusta esto: