Archivo | 8:00

Zara Kids

11 ene

Hasta ayer, resulta que jamás de los jamases se me había ocurrido entrar al Lookbook de Zara Kids (de Zara niños, vamos, o lo que en algún sitio se sigue llamando Kiddy’s Class y que yo me empeño en pronunciar “kukuxclan”). Peeeero… resulta que andaba yo buscando una falda de tul (la ando buscando desde hace mucho pero el mundo está en mi contra, lo sé) y resulta que ahora que esperaba adquirirla en rebajas no encuentro en ninguna tienda normal. Frustración y desesperación.

Al final, yendo de aquí para allá en la web (actividad con la que me paso unas 25 horas del día, porque resulta que hasta sueño con ello y en ocasiones me duplico) fui a parar a Zara Kids pensando: ¿por qué no voy a ser yo una de las afortunadas a las que le quepan cosas de niña bonitas y baratas? (Vale sí, dos días de dieta y salir a correr no me han convertido en una sílfide y sé que posiblemente -en el hipotético caso de que me cupiera- me venga tan corta que no me tape ni el culo. Pero dejadme soñar). Hay una leyenda urbana que dice que las tallas más grandes equivalen a una S e incluso a una M.

La cuestión es que QUIERO una de estas falditas. Mirad qué monas. Creo que me las voy a comprar sin probármelas, porque aunque no me sirvan siempre podré regalárselas a alguna nena digna de merecerla. O guardarlas por si algún día tengo una hija, quién sabe.

¿Y lo mona que va la nena cual Serena van der Woodsen en miniatura? Tanto que os voy a poner a su Chuck Bass particular, ya que estamos.

Aunque aquí va más de Dan Humphrey por la vida…

Monísimos de la muerte. Hasta los bebés. Con dibujillos graciosos incluídos.

¿Qué os parece?

¿Habéis logrado enfundaros algo de Zara Kids?

A %d blogueros les gusta esto: